jueves, 28 de agosto de 2014

La Prisión de Piedra (V): Reliquias del Viejo Mundo


En esta tercera partida de nuestra campaña, se ha podido demostrar que el Caos se acerca y está despertando, puesto que nuestros héroes han tenido serias dificultades...










Para esta tercera partida, los héroes que resultaran victoriosos en sus combates, obtendrían un objeto de gran valor del Viejo Mundo. Además, han ido ganando experiencia de sus combates anteriores, tanto para lo bueno como lo malo, y tienen algunas reglas adicionales para el resto de la campaña. Después de saber lo ocurrido en la segunda partida, ahora os dejamos con los relatos de los combates.



Julio -> Altos Elfos -> Izsha de Eataine

Una vez descansados, el pequeño destacamento de Izsha vuelve en su misión de encontrar y analizar La Prisión de Piedra; pero al dejar atrás la posada en la que habían encontrado cobijo, un Rey Tumulario se presenta al frente de una hueste de guerreros esqueletos. Las saetas cruzaban los cielos hacia los esqueletos, pero nada podía detener su avance, y cargaron contra uno de los destacamentos de Izsha, que ante la superioridad numérica de los esqueletos y del Rey Tumulario, tuvieron que huir del campo de batalla. Izsha y sus hombres de confianza se preparaban para la carga de los esqueletos, y una vez que las espadas se alzaron, Izsha y el Rey Tumulario se enfrentaron en un desafio épico, en el que Izsha resultó vencedora de un Golpe Letal. Ante esta afrenta, los esqueletos dejaron de luchar y se desplomaron inmediatamente. Izsha recogió un objeto de gran poder de entre las pertenencias del Rey Tumulario...








Alejandro -> Imperio -> Karl Alexander von Liebwitz

Mientras continuaba su andadura hacia La Prisión de Piedra, Karl Alexander y su caballería se encontraron con un pueblo defendiéndose de una horda de esqueletos, que querían hacerse con una reliquia que se hallaba en una de las torres del pueblo. Mientras la milicia local aguantaba ferozmente la carga de un Sagrario Mortis, Karl Alexander cargó contra los esqueletos, pero el aciago destino decidió, mediante un Golpe Letal de un Rey Tumulario, que el camino no sería fácil para el capitán del Imperio. Visto a su señor caído de nuevo en combate, los caballeros decidieron huir. Entre tanto, la milicia destruye el Sagrario Mortis, pero nada puede detener a los Condes Vampiro, y una horda de zombis se levanta. Antes de irse, los caballeros de von Liebwitz realizaron una última carga para intentar salvar a los pocos milicianos que quedaban, pero el destino del pueblo estaba sentenciado. Los caballeros salieron del pueblo cabalgando con su señor sin mirar atrás, mientras los esqueletos se apoderaban del pueblo...








Vicio -> Elfos Oscuros -> Malin-naar

Dejada atrás la carnicería que se realizó en el último pueblo a favor de Khaine, Malin-naar continua su aventura por el Viejo Mundo, adentrándose cada vez más por las tierras del Imperio. Allí encontró algo que no esparaba ver. Un destacamento de Altos Elfos apareció ante sus ojos, dispuestos a plantarles cara. Los elfos de Malin-naar tomaron posiciones contra sus familiares lejanos, pero éstos llevaban un Carro de Leones, demostrando lo fieros que son cuando van al combate. Mientras los lanceros aguantaban la carga, los Jinetes Oscuros realizaron un movimiento rápido y preciso para atacar por la espalda a los Altos Elfos, pero la determinación de los de Ulthuan era férrea, y ante tal demostración de poder de los Leones Blancos, Malin-naar y los supervivientes decidieron huir del combate. En esta ocasión, había perdido el favor de Khaine...








Stratos -> Bretonia -> Ulrich Thatcher

Tras sanar sus heridas de su último enfrentamiento, Ulrich Thatcher decidió emprender su viaje, pero sus actos empiezan a ser conocidos por el Viejo Mundo, y una banda de rufianes, a sabiendas de que no estaría recuperado del todo, fue en busca de las riquezas que ha obtenido durante su camino. Unos arcabuceros disparaban una y otra vez contra los arqueros causando estragos en sus filas, mientras estos hacían lo propio contra la Milicia, pero el resultado era muy distinto, pues ni siquiera impactaban en su objetivo. Ulrich y sus dos unidades cargaron a la Milicia, pero los rufianes no querían volver con las manos vacías a casa, haciendo que una unidad de Hombres de Armas huyera del combate. Ulrich aguantó un nuevo combate contra los ladrones, pero sus heridas le mermaban, y no había otra solución que no fuera la retirada, pues en su estado no podría aguantar mucho más, y si moría no recuperaría la grandeza perdida de su familia...









Como podéis ver, las batallas son cada vez más difíciles, y los esqueletos de los Condes Vampiro cada vez demuestran que son más y más duros. Nos están sorprendiendo a todos con su capacidad para poner en apuros a nuestros grandes héroes, que cada vez crean más expectación y podemos ver más extraños alrededor de nuestra mesa viendo sus hazañas, aunque no entendamos mucho lo que dicen...



Y los esqueletos, pues también se merecen un poco de descanso. A este le hemos pillado a punto de entrar en su particular "jardín del éden", después de finalizar el asedio al pueblo defendido por Karl Alexander.


1 comentario:

  1. Jajajajaja un esqueleto juguetón ese del final eh! xDDDD

    ResponderEliminar