martes, 18 de julio de 2017

Pérdida de Jugadores y amantes del Hobby II

Hoy decidí darle un toque más personal y directo a las entradas de este tipo. No es lo mismo contarlo tú que lo cuente el protagonista de lo que es estar sin poder disfrutar de algo que le gusta. Hoy nuestro amigo Guzmán (el bigotes) nos cuenta porqué está fuera del hobby!!


Y es que él es uno de los principales motivos por los que suelo tener nuestra página de Facebook bastante activa, porque sé que es más sencillo y rápido mirar a través de ahí cualquier noticia (unas cuantas imágenes y un comentario rápido). No todos tienen tiempo para leer entradas de blogs y mirar webs de noticias; y cuando lo tienen pues no se acuerdan o tienen mejores que hacer!!

Crónicas de un EXjugador bigotudo.

El señor MoroBroly me ha pedido si podía redactar un poco mi experiencia/historia de años (unos cuantos) sobre el hobby, y aunque mi tiempo es muy muy justo me cuesta decir que no a los amigos. 


Primero empezamos por MI. Actualmente tengo 30 años, tengo miles de €uros en minis (como cualquier jugador si te pones a contar) y ya no juego a Warhammer ni a ningún otro juego de miniaturas.


Yo empecé como muchos, de chaval, a los 10 años estimo. Por alguna extraña razón en el pueblo donde pasaba los veranos nos dio por el Warhammer Fantasy. Aunque lo que me llamó siempre fueron los Skavens, me hice un ejército de Caos, en los tiempos en que este ejército se componía de Guerreros, Hombres Bestia y Demonios, todo en un mismo Codex. Aunque por esas épocas ya consiguiese un número interesante de miniaturas, lo que es “jugar” no jugué mucho, no dejaba de ser un niño de 10 años ante un juego MUY complejo, que encima no ayudaba que la mitad de las unidades del codex no tuvieran ni miniatura, así que no comprabas por “esta unidad es muy buena para competitivo”, comprabas por “jodo como mola el dragón y los minotauros, y mira, este tiene F10” lo del balance/coste en puntos era algo que no se entendía. Recuerdo las “listas” que hacía de mocoso y pienso “no tenía ni puñetera idea”. 


También tuve cameos con el Bloodbowl y el Mordhein (el mejor juego que ha hecho GamesWorkshop hasta la fecha), pero lo que es comprar una caja de inicio, dos partidas y al cajón.


Como era de esperar esa época pasó, los de mi quinta dejaron de jugar y en la ciudad aunque había tienda de hobby oficial no tenía con quien echar partidas así que las minis se convirtieron en trofeos de exposición. (A los 16 por ahí tuve una mini experiencia con 40K y un despreciable ejercitillo de escoria Eldar pero no vale la pena contar más).


Muchos años después, a los 20 creo, un día pasando por la tienda oficial de Games Workshop tuve un ataque de morriña y me dije, venga voy a entrar y ver “cómo ha cambiado esto”. Por suerte y cruces del destino allí conocí a los dos mejores managers de tienda con los que coincidí en todos mis años de hobby y un pequeño grupo de jugadores los cuales han pisado casi todos por este blog.

El buen ambiente de aquellas me hizo retomar  mi Caos y aunque ya era el auge del 40K y caída estrepitosa de Fantasy yo seguí con mis tropichuelas (sí, también fui consciente del incremento brutal de precios pero de eso ya se ha hablado mucho muchísimo). Ha sido la época que más duro le di al Fantasy, no recuerdo la edición, fue cuando apareció el concepto de “Horda” y llevar 40 Bárbaros del Caos con Flagelos en una misma unidad no era una idea descabellada (y existía la miniatura!!) recuerdo ciertas batallitas con un amigo que se desesperaba al no saber cómo parar con sus Orcos y Goblins a mis Guerreros del Caos…sobre todo a esos puñeteros Elegidos con los Templetes, los cuales NO no tenían miniatura.
Por razones que obviaremos, la tienda fue a declive con cambios de personal y hubo que emigrar de “centro de ocio” salvo para alguna partida ocasional (señores de GamesWorkshop, como empresario, los cambios continuos de personal no ayudan a levantar un negocio).


Ahí más o menos me inicié con el 40K, justo cuando se relanzaron los Necrones que yo había conocido con 10 años y solo había blisters, imaginad lo que costaba hablando de dineros hacerte un ejército Necrón a base de blisters. Ahora era más fácil, cajas y cajas de plástico, y fue el primer ejército en tener una unidad “voladora” como tal (la Guadaña).
Cambié el Fantasy por el 40K y de igual manera me puse a hacer listas insufribles para ganar de manera muy holgada. Fue esa época de gloria de los Espectros Canópticos pero sobre todo de los Cepomentales, de ver a generales del ejército contrario reventarse con su propias armas con muerte instantánea. Gané muchas partidas, algún torneillo pequeño, y me divertía mucho, porque no digáis que no…estos juegos se disfrutan más ganando. Fue por entonces cuando terminé mi ejército, seguía comprando por “probar cosas”, utilizar unidades que sabes que no valen para nada, pero para competir se usaba casi siempre la misma lista con escasas modificaciones. Todo esto se fue al garete cuando relanzaron TAU y su insufrible potencia de fuego… que solo se vió eclipsada cuando reeditaron Eldars con una potencia de fuego aun más insufrible.
Era un error (intencionado) común en GamesWorkshop, no sacaban ejércitos equilibrados, sacaban máquinas de triturar a todos los anteriores.
Esto combinado con el trabajo (si eres autónomo, más trabajo) hizo que llegásemos al momento actual, que mis minis vuelven a ser figuritas de exposición (sin pintar, pintar es de pussies, yo solo jugaba xD ).
Me gustaría volver a jugar, me dicen que la cosa se ha equilibrado, hay minis muy chulas y ahora mismo me da igual lo que valgan las minis porque me las podría permitir, pero si no tienes tiempo no tienes tiempo. A veces me engaño a mi mismo diciendo “bueno, aunque sea un BloodBowl” pero va a ser que tu mujer no va a aprender a jugar. Creo que es ese punto de inflexión en el que cobran fuerza los juegos de mesa, más rápidos, más sencillos (¡Y algunos tienen minis!).
Quien sabe, a lo mejor cuando no curre 53-60 horas semanales y los amigos que juegan se muden a vivir al lado mío, pero por ahora va a ser que las minis están muy chulas en el salón.



No tiene más! Un saludo a todos!! Sois libres de comentar lo que queráis!!! Nos vemos!! Un abrazo para ti Guzmán!!

Archivo gráfico de 2013!! Guzmán,Yo y Lorena (su mujer)

4 comentarios:

  1. ¡Qué identificado me siento! Es prácticamente mi vida, cambiando Fantasy por 40k y con 5 años más. Incluso soy autónomo también. Yo aún tengo la esperanza de que dentro de unos años pueda engañar a mis hijos y meterles en el hobby con la secreta intención de retomarlo yo. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos esa esperanza jajaja
      Gracias por comentar!!

      Eliminar
  2. Un testimonio que seguro más de una y uno firman...

    ResponderEliminar